> Experiencias > Ecomarchas por el decrecimiento

Volver al mapa

Ecomarchas por el decrecimiento

0
  Marcha ciclista. Decrecimiento. Denuncias ecologistas. Grupos ecologistas locales. Alternativas

Organització/Grup

Ecologistas en Acción

Comunitat autònoma

Comunitat de Madrid

Nom de l'Experiència Transformadora

Ecomarchas por el decrecimiento

Paraules clau

Marcha ciclista. Decrecimiento. Denuncias ecologistas. Grupos ecologistas locales. Alternativas

Resum de l'Experiència

Durante los veranos de 2011, 2012 y 2013 (esta última a punto de realizarse) se han organizado marchas colectivas en bicicleta con una duración de dos o tres semanas. Al tiempo que se recorren en grupo diferentes territorios, se conocen problemas locales vinculados con el deterioro o la amenaza ambiental, se realizan denuncias, se participa en charlas, acciones de protesta, espacios de encuentro con colectivos de los lugares recorridos.

Se trata de una protesta-convivencia sobre ruedas que dura varias semanas, en las que un grupo de alrededor de 100 personas de procedencias muy diversas se hace consciente y visibiliza la destrucción de la tierra. Centrales nucleares, macro-urbanizaciones, térmicas, escuela rurales cerradas, cañadas cortadas, agricultura intensiva que destruye la cultura rural, empresas químicas, campos de golf… También se dan a conocer alternativas en marcha o pergeñadas.

El vínculo y apoyo a grupos y luchas ecologistas locales, la difusión de nuestras denuncias en los medios y la convivencia de un grupo sensibilizado y cohesionado son los tres ejes de este encuentro.

El verano de 2011 se recorrió el río Ebro desde su nacimiento hasta su desembocadura durante tres semanas del mes de julio.
El verano de 2012 se recorrieron las Cañadas Reales partiendo de Soria y llegando hasta Mérida.
El verano de 2013 se recorrerá parte de la costa mediterránea para denunciar la destrucción del litoral y se llegará a Cuenca, a Villar de Cañas, para apoyar la lucha contra el cementerio nuclear e incorporarse al “Tinto de verano” un espacio formativo autogestionado que se organiza todos los veranos.

Procès de l'Experiència

La necesidad de sensibilizar a la población sobre la crisis ecológica en sus manifestaciones locales y globales, y la búsqueda de una implicación y un activismo que se relacione directamente con la tierra, que “patee” los problemas y pueda acercarse a las propuestas desde el disfrute colectivo dan origen a esta alternativa.

En cada asamblea confederal anual de todos los grupos que forman Ecologistas en Acción se debate y acuerda el itinerario de la ecomarcha del verano siguiente en función de las luchas y territorios que se quieran visibilizar y el interés de los grupos de la confederación. A partir de ese momento se establecen grupos de trabajo que por correo electrónico, principalmente, van elaborando etapas, contenidos, logística, contacto con colectivos locales, etc.

Actor@s/Agents

Se organiza desde Ecologistas en Acción.
Está abierto a todas las personas que quieran participar. Normalmente están participando personas de edades muy diversas (desde 7 a 70 años) de diferentes lugares del estado y con muy diferentes niveles de implicación en movimientos sociales.

Recursos

La organización de la marcha se realiza con mucho trabajo voluntario, además de una o dos personas contratadas que durante uno o dos meses previos trabajan en su puesta en marcha y coordinación. La contratación se realiza con fondos propios de la organización pues la actividad se considera una de las campañas esenciales a nivel confederal.
Cada participante paga una pequeña cuota por participar en la ecomarcha, que incluye seguro médico, una camiseta y otros materiales.
La marcha va acompañada de una furgoneta escoba que lleva los materiales colectivos así como el equipaje de quienes no pueden hacerlo y da apoyo en las dificultades.
También se lleva equipo humano y técnico que permita la difusión en medios de comunicación y redes sociales las acciones para que tengan repercusión más allá de la ecomarcha.

Transformació

Es una práctica de activismo ecologista que se engancha en la convivencia colectiva, en una modalidad de transporte no agresiva como es la bicicleta, en el conocimiento directo de la tierra y quienes la habitan, una experiencia que vincula territorios y problemas, que genera amor a la tierra y que se proyecta a través de su difusión en medios.
Trata de sensibilizar sobre la inviabilidad de nuestro modelo desarrollista y la necesidad de cambiar de sentido. Es una práctica de “buen vivir vacacional”.
“Pincha el sistema, cambia de ciclo” es el lema de la última de las marchas

Altres aspectes

Se vincula con las luchas del ecologismo social de los diferentes territorios. Cada uno de los tres años ha viajado por diferentes comunidades autónomas con la intención de potenciar los grupos locales en el amplio marco del ecologismo social.

Aprenentatges i potencialitats

La repetición de esta experiencia da idea de la valoración que se ha hecho de sus resultados. El “activismo vivencial” creemos que puede ser transferido a otras formas de denuncia y sensibilización. El que esta experiencia vaya desplazándose la añade visibilidad.

Avaluació

La evaluación que se ha hecho en los dos primeros años ha sido muy buena en la convivencia y sensibilización de las personas participantes y buena en la difusión de los mensajes del ecologismo social en los medios.

La principal innovación de esta experiencia es el formato de activismo vivido desde el cuerpo y la tierra, integrando al tiempo el conocimiento, el aprendizaje y el debate sobre nuestro modelo socio económico.

La convivencia bajo el sol y en las cuestas, el apoyo mutuo diario, el ocio colectivo, la pernocta en polideportivos, la lectura grupal de comunicados, las canciones, convierten este espacio en una forma de activismo vivencial muy poderosa.