> Experiències > PRESSPLAY

Tornar al mapa

PRESSPLAY

0
  Derechos Humanos; Educación; Cultura audiovisual; Mundo global; Sociedad digital; TIC; Redes sociales

Organització/Grup

Espacio REDO

Comunitat autònoma

Navarra

Nom de l'Experiència Transformadora

PRESSPLAY

Paraules clau

Derechos Humanos; Educación; Cultura audiovisual; Mundo global; Sociedad digital; TIC; Redes sociales

Resum de l'Experiència

El proyecto PRESSPLAY propone iniciativas formativas que revelan la necesidad de incorporar los Derechos Humanos a la sociedad digital en la que vivimos, como una vía innovadora de trabajo en la Educación para el Desarrollo.

REDO es un nuevo espacio de trabajo especializado que integra los Derechos Humanos en la cultura de los medios digitales. Nuestra tarea se concreta en actuar como servicio externo a instancias de ONGD, asociaciones, colectivos e instituciones, a los que interesa una formación que integre los Derechos Humanos y la cultural audiovisual digital en la Sensibilización y Educación para el Desarrollo sobre el mundo global.

Desarrollamos experiencias educativas en las que los Derechos Humanos son el elemento fundamental en la interpretación de un mundo global, donde interaccionan información, economía y tecnología. Sin un enfoque de Derechos Humanos, nuestra sociedad se convierte en distopía, basada en un poder que favorece mucho más a unas pocas personas, grupos y conglomerados que a todos los seres humanos.

Las actividades que proponemos (cursos, talleres, guías, proyecciones, debates, experiencias…) aportan y utilizan herramientas pedagógicas como la cultura audiovisual y las TIC para configurar una mirada crítica a todas las pantallas que desvelan el mundo:

Nuestro público se sitúa en una comunidad educativa en sentido amplio, que comprende desde el profesorado a las asociaciones de iniciativa social, para que adquiera competencias y desarrolle actitudes y comportamientos más solidarios y transformadores entre sus grupos de referencia, con el cumplimento de los derechos humanos como guía fundamental.

Procès de l'Experiència

En un proyecto con la cultura audiovisual digital como elemento esencial, los comandos del reproductor multimedia nos sirven para el desarrollo de nuestras actividades:

PLAY
El circuito se pone en marcha: identificamos diferentes problemáticas globales del mundo y a la vez cuáles son los contenidos multimediales (películas, cortometrajes, videoclips…) con los que vamos a realizar la tarea formativa; sus recursos y métodos y con qué agentes sociales la llevaremos a cabo.

PAUSE
Los pasos que damos incorporan desde el comienzo una relación constante y gradual con agentes educativos diversos para comprobar sus necesidades y expectativas.

Pero detenernos brevemente permite que hagamos en común un análisis reflexivo más preciso para continuar la identificación de escenarios; problemas; objetivos; intercambio de ideas; planificación; elaboración; aplicación práctica con sus fases de actividades, y evaluaciones.

En definitiva, se elabora un plan de acción, con una secuencia temporal establecida conjuntamente.


REWIND – REBOBINAR
Es el momento del “rebobinado crítico”. Comprobamos que gran parte de la población ignora, no comprende y es insensible a las vulneraciones de los Derechos Humanos de millones de personas, a sus causas y consecuencias y tampoco se compromete en la defensa de esos derechos.

Elegidos los temas; formatos y métodos llega la hora de “volver a ver” en dos líneas:

- Decodificación de la imagen (análisis audiovisual): narrativa, composición, montaje y sonido.
- Aplicación de la perspectiva de los Derechos Humanos a la interpretación de los problemas globales que abordamos.

Este enfoque sobre el panorama internacional - alejado de partidismos y de verdades absolutas - implica la necesidad de actuar frente al empobrecimiento; la violencia organizada; la falta de libertades; las desigualdades entre hombres y mujeres; las dificultades de acceso a la educación y a la sociedad del conocimiento; la intransigencia y rechazo hacia personas de culturas, religiones y opciones sexuales y sociales diferentes... En todas estas situaciones, hombres y mujeres ven sus derechos marginados y conculcados.

Sin embargo, la circulación abierta de informaciones e ideas abre nuevas posibilidades de expresión, debate, movilización y posibilidades emancipadoras. Por tanto, nos parece esencial profundizar y participar con sentido crítico en la sociedad digital en sendos bloques de actividades:

- Cursos, Talleres y Guías on line con temas que reflejan problemas internacionales y cómo se entienden didácticamente a través de medios audiovisuales (desde el cine al internet) gracias a claves de Derechos Humanos.

- Talleres y experiencias con las TIC para ampliar la formación; compartir las experiencias educativas y potenciar el trabajo en red de distintos agentes educativos y sociales.


REC/PRODUCIR
Con un método interactivo en todas las acciones propuestas anteriormente las personas pueden pasar de ser consumidoras a-críticas a productoras críticas de nuevos contenidos derivados en el marco de la sociedad digital, lo que aumenta la sociabilidad y la participación.

Incorporamos todos los recursos a Internet, así accedemos a nuevos conocimientos; y usamos las redes sociales no sólo como redes de contactos, sino como redes productivas. Con las TIC cada persona puede tener por sí misma la capacidad de crear, intervenir, difundir y compartir. Más todavía, posibilitan que personas en solitario y en grupo; instituciones y colectivos sociales se apropien libre, crítica y selectivamente de la información y su aplicación tecnológica.

La metodología debe ser lo más interactiva posible, a partir de la oferta y búsqueda por parte de las personas implicadas en el proceso educativo de análisis, opiniones y recursos sobre los problemas del mundo detectados. Después, se conocen las claves del tema que se presentan y cómo se deben aplicar los recursos que se necesitan y, además, se exponen y discuten las opiniones personales. Se trata de un aprendizaje interdisciplinar y cooperativo, así como de métodos basados en la participación y en la experiencia. En esta enseñanza mutua, la utilización permanente de las TIC son un desafío y una oportunidad para universalizar y democratizar el conocimiento; relacionarse con culturas diferentes; y revitalizar la política.

Las personas y grupos destinatarios intervienen con la identificación de sus necesidades; explicación del contexto en el que desarrollan su tarea; participación en los talleres y cursos; aplicación en la práctica de las actividades educativas que ofrece el grupo de trabajo mediante las herramientas que se han dispuesto; intercambio de experiencias y evaluaciones.

Actor@s/Agents

El proyecto se puede llevar a cabo porque agrupa los objetivos y los recursos de tres sectores:

- El grupo de trabajo, que detecta las necesidades a las que debe responder el programa; elabora la definición, objetivos, actividades y posibles resultados; prepara los medios formativos en contenidos y técnicas; aplica parte de las acciones y plantea evaluaciones precisas.

- Los colectivos o agrupaciones que desean dotarse de los servicios y programas del grupo de trabajo para realizar en la práctica, conjuntamente, las actividades que ofrece el proyecto.

- Las personas que pertenecen a entidades, centros escolares y asociaciones sociales y desean obtener formación en DDHH y participar en estos procesos educativos, mediante una acción colaborativa con el grupo de trabajo.


Hemos contribuido a tejer redes en dos líneas de actuación:

- Nuestra opinión y gestión en la Red de Escuelas Solidarias de Navarra, bien en representación de entidades, como grupo de trabajo externo o personalmente.

- Aplicación de iniciativas formativas mediante enlaces on line y el desarrollo de las redes sociales mediante las TIC en los materiales educativos que realizamos.

Recursos

El grupo de trabajo está formado por varias personas profesionales de los temas que se abordan, especialmente en Derechos Humanos y el mundo global; en los elementos, programas y métodos pedagógicos; en las aplicaciones en narrativa y técnicas audiovisuales y en las ideas y desarrollo práctico de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Para aplicar estos programas se dispone de los recursos técnicos adecuados en equipos informáticos y de reproducción audiovisual; documentos especializados; bibliografía; filmografía…

En su mayor parte la financiación es externa, fundamentalmente de instituciones públicas locales y estatales y entidades privadas y asociaciones sin ánimo de lucro, que desean cumplir así con su cometido de acción social.

Los fondos son cada vez más escasos y dificultan mucho la continuidad de este tipo de proyectos, en los que es necesario un grupo de trabajo profesional para su elaboración y ejecución, ligado igualmente a una tarea de voluntariado, especialmente presente en los escenarios de aplicación práctica.

Ante la enorme disminución de recursos económicos, sin los que no se puede llevar a cabo proyectos de estas características, resulta imprescindible agrupar grupos organizadores y receptores para preparar programas de forma conjunta. A través de esta confluencia de intereses, se debería acceder a otras formas de financiación, en las que la participación personal y social fuera esencial.

Transformació

El punto de partida es considerar que los DDHH no son sólo conceptos, sino una manera de comprender y estar en el mundo. Nuestra propuesta formativa los nutre de un contenido que no sólo se queda en la cabeza, sino que conecta con la emoción y la acción. Los DDHH no son una educación sumada a las demás. Es un eje vertebral que supone educar desde y para valores como la justicia, la cooperación, la solidaridad, el compromiso, la autonomía personal y colectiva, el respeto, el diálogo, etc.., al mismo tiempo que se cuestionan sus antitéticos: la discriminación, la intolerancia, el etnocentrismo, la violencia, la indiferencia e insolidaridad, el conformismo, etc...

Optamos por un enfoque global de los DDHH, que conecte su expresión con nuestra propia vivencia, en la que el sentido crítico será fundamental. La participación, el debate, la reflexión, la empatía con otras realidades son fundamentales. Los derechos humanos, entran en la vida diaria. Pretendemos superar la educación “sobre” los derechos humanos y dejar paso a la educación “en y para” los DDHH.

El proyecto incorpora iniciativas educativas a lo largo de un proceso en el que la posibilidad de cambio social se percibe en la medida que las personas destinatarias, después de adquirir medios para comprender todas las dimensiones de los DDHH, puedan generar actitudes y comportamientos más solidarios y transformadores y actúen como elementos multiplicadores de lo que han aprendido y enseñado.

La inserción de las redes digitales en las actividades que realizamos, con su dimensión horizontal y global, actúa en favor de la ciudadanía, porque distribuyen información y pueden incorporar cuestiones y reivindicaciones en la agenda pública y exigir transparencia y rendición de cuentas a las empresas, las autoridades y la administración. Es suficiente colocar una opinión, aviso o reclamación en la malla digital para que se extienda sin límites y se enlace internacionalmente con personas y organizaciones de Derechos Humanos, a pesar de las trabas que se pongan.

Precisamente, la participación en esta sociedad red está determinada por principios y valores que nos deben impulsar a transformarla en un espacio de dignidad, libertad e igualdad, en el que encuentre acomodo la participación democrática y compartir sea la forma natural de relacionarnos.

Desde un escenario principalmente local, el destino del programa puede ser estatal y global, máxime cuando resulta esencial el desarrollo de las TIC, que extienden y comparten opiniones, debates y acciones.

Altres aspectes

El conocimiento que hemos acumulado sobre las cuestiones internacionales más relevantes - en y para diversas entidades - y la necesidad de un compromiso a favor de la transformación personal y social, ha dado sentido a que la formación que proponemos atienda y responda a cuestiones globales que nos afectan directamente: un desarrollo económico que genera empobrecimiento, desigualdades y depredación medioambiental; déficits en la gobernabilidad democrática y de las libertades individuales y colectivas; escaso protagonismo de las mujeres y sus aportaciones; ruptura de la resolución pacífica de los conflictos en beneficio de la violencia; intolerancia frente a la diversidad cultural, religiosa y de opción sexual; menor acceso a la educación y a la sociedad del conocimiento y las TIC…

En el análisis de estos problemas globales es imprescindible una perspectiva que sitúe a los Derechos Humanos -y en ellos los derechos de las mujeres y un enfoque género - como el centro de la interpretación del mundo actual y, por consiguiente, de la acción en la sociedad actual.

Aprenentatges i potencialitats

Cuando concluye cada ciclo educativo elaboramos la Memoria que expone un resumen de la aplicación del proyecto; secuencia temporal; análisis de la estrategia, resultados y actividades; viabilidad; repercusión social; opinión de las personas y grupos destinatarios; fortalezas; dificultades…

De entrada, nuestros materiales – una vez realizados - son de descarga y de uso público y gratuito y se adhieren a la licencia Creative Commons. Tras su aplicación, no tenemos mayor problema en trasladar nuestro programa a otras entidades, en la medida que todos participemos en una red educativa común y de intercambio en términos igualitarios y cooperativos.

Avaluació

Hemos constatado diversos problemas que revelan las debilidades de proyectos de estas características: dificultades para lograr los recursos económicos suficientes para proponer un programa de calidad y excesiva dependencia de las instituciones subvencionadoras; una disminución de la posibilidad de dedicación que tienen las personas educadoras debido a la saturación de tareas y problemas organizativos, sumado a que el programa suele ser asumido individualmente y no en grupo; escasa comprensión de la necesidad de renovar conceptos, métodos y formatos (p.ej.: los Derechos Humanos abarca a la Educación al Desarrollo); desconocimiento e indecisión a la hora de utilizar las TIC; poca interacción educativa…

La secuencia temporal abarca 12 meses, pero la práctica nos señala que conviene preparar el programa y llevarlo a cabo a lo largo de 15 meses, con acciones planificadas y sistemáticas al menos cada mes y medio.

Intentamos lograr una cohesión entre identificación de las necesidades; definición; objetivos; resultados; actividades; destinatarios y capacidades organizativas y presupuestarias. Dos hilos conductores deberían permitir la coherencia: primero, los Derechos Humanos como interpretación del mundo, que se relaciona con los problemas sociales sobre los que se desea intervenir. Y, en paralelo, la adaptación de métodos, formatos y gestión para llegar de forma amplia, diversa e innovadora a las personas y grupos destinatarios

Procedemos a una evaluación externa, con recogida de información de los y las participantes de las actividades del programa. En ellas contemplamos diversos modelos de cuestionarios de evaluación, aplicados a las personas docentes; alumnado y participantes de las asociaciones sociales. Internamente; comprobamos la aplicación los resultados precisos mes a mes sobre la gestión (coordinación de las actividades, contactos profesorado, viajes, estancias) publicidad y administración del programa. Asimismo, trimestralmente, los resultados de las actividades realizadas en cuanto a adecuación de los temas, desarrollo de las TIC, respuesta del público, calidad del profesorado, capacidades organizativas, repercusión de la difusión.

Además, valoramos los registros de navegación en las TIC, que nos aportan información sobre el tiempo medio de visita web, número de descargas, contenido que se comparte, perfil del usuario/a, etc…También, contamos con encuestas de evaluación on-line accesibles permanentemente. Todo ello nos guía para proceder a cambios en futuros proyectos.